Arrendamientos La Aldea.

Nosotros

Nosotros

En 1991, se creó la Empresa como respuesta a una necesidad de servicio a la comunidad que se presentaba. Día a día, fuímos analizando y evaluando todas las variables de mejoramiento del sistema de arrendamiento que podíamos entregarle en nuestro entorno a la población. 

En el año 2001, la Empresa cambio de socios y se le inyectó un programa de reingeniería a todo su sistema productivo, mejorando sus métodos, capacitando el equipo humano quienes son la estructura visible de nuestra empresa. 

El dinamismo hacia conseguir mayor eficiencia, mayor cobertura, nuestra marcada consigna de responder pague o no el inquilino, han hecho que en el actual momento, la empresa este más comprometida con la comunidad y todos los seguidores crean más en ella.

Filosofia

Filosofia

Nuestra Empresa cree que el hombre debe culturizarse en su medida, a los servicios de arrendamientos de inmuebles, puesto que su capital por mínimo que sea, se destinara a adquirir a largo plazo vivienda o usufructuarla en arrendamiento.

Para conseguir este objetivo, computarizamos los bienes, servicios y comodidades que mediante la reingeniería aplicada, lograremos satisfacer la necesidad, de nuestros pobladores, incrementándoles calidad de vida, en nuestra razón de ser. El servicio a la Comunidad.


Misión

Misión

Nuestra misión es participar en la administración integral de los servicios de Arrendamientos, Avalúos y afines, de inmuebles (casas, locales y otros), con el fin de contribuir al desarrollo social de Itagüí y el Valle de Aburrá y al mejoramiento continuo de la calidad de vida.

Visión

Visión

En el año 2015 ARRENDAMIENTOS LA ALDEA LTDA, será líder en la Administración Integral de los Servicios de Arrendamientos y Complementarios en el Área Metropolitana. Esto es, que nuestra actividad inmobiliaria no sólo quedará concentrada en el Sur del Valle del Aburra, sino que prestando servicios con dedicación, compromiso y calidad, estamos seguros de que la Empresa rebazará límites y áreas estratégicas no contempladas en sus propósitos.